TABLA REDONDA

8816637884_8dde0f50b7_z

REVISTA DE CULTURA TABLA REDONDA

En el año 1959  surge el grupo TABLA REDONDA formado por jóvenes intelectuales -en su mayoría poetas y pintores- militantes o simpatizantes de la izquierda: Jesús Sanoja Hernández, Arnaldo Acosta Bello, Rafael Cadenas, Jesús Enrique Guédez, Ángel Eduardo Acevedo, Oswaldo Barreto, Samuel Villegas, Mateo Manaure, Jacobo Borges, José Fernández Doris, Manuel Caballero, Enrique Izaguirre, Darío Lancini, Ligia Olivier, Irma Salas, Dacha Nazoa Y José Berroeta. El grupo opuestos abiertamente a Betancourt, manifestaron sus postulados políticos al margen de lo que en la práctica defendían.

Vinculados con artistas plásticos, desarrollaron una intensa actividad editorial. Se anunciaban como una revista de artes y letras. En el comité responsable del primer número se encontraban Arnaldo Acosta Bello, Rafael Cadenas, Manuel Caballero, Jesús Enrique Guédez (cineasta), Jesús Sanoja Hernández  y Darío Lancini.

Los integrantes de Tabla Redonda consideraban que la revisión del pasado cultural era fundamental para lograr el cambio en la sociedad, la principal preocupación del grupo era  lograr una concienciación en el nivel ideológico.

Los planteamientos fundamentales del grupo se centraron en el compromiso de los intelectuales y la desmitificación del escritor como demiurgo; a diferencia de Sardio y del Techo de la Ballena, no buscaban una ruptura drástica con la herencia cultural; por el contrario, reconocían la necesidad de la continuidad del trabajo artístico.

Las divergencias entre Tabla Redonda con Sardio y el Techo de la Ballena se convirtió en una confrontación pública derivada de un artículo que publicó Guillermo Sucre criticando a Pablo Neruda a raíz de la visita del chileno a Venezuela, cuestionaba el egocentrismo del poeta chileno y su obra. Las réplicas por parte de Arnaldo Acosta Bello, Jesús Sanoja Hernández y Manuel Caballero aparecen en los números 1 y 2 de Tabla Redonda. Sanoja Hernández insistía en que el exceso de obscenidad e inmoralidad de las manifestaciones del Techo de la Ballena llevaban el escándalo, pero perdían eficacia a la hora de acercarse a la realidad venezolana y el compromiso se diluía, mientras Tabla Redonda consideraba que no era necesario utilizar estrategias anárquicas ni apelar a discursos poéticos irracionales para denunciar la violencia y lograr la transformación de las estructuras sociales .

Por su parte Arnaldo Acosta Bello, en su poemario Hechos (1965), asume un discurso poético directo, conciso e incluso áspero, para dejar constancia de la violencia que sufre el país.

Muchos de los artistas y escritores, que en su momento representaron la insurgente vanguardia literaria, alcanzaron un sitial de honor en el proceso de legitimación oficial.

GRUPO ARTÍSTICO LITERARIO EN LA VENEZUELA DE LOS AÑOS SESENTA

Carmen Virginia Carrillo, Universidad de los Andes, Trujillo.

 

 

EL ORDEN IDEOLÓGICO

No existen crónicas, ni testimonios orales que den cuenta de su manera pública o privada de divertirse de los integrantes de Tabla Redonda. No hacían fiestas, no frecuentaban los bares o los antros de los poetas, Algunos de ellos pasaban tardes enteras, hasta entrada la noche, en la terraza de algún café, conversando.

LA FêTE AMÉRICAINE LATINE REVISTA CULTURAL TABLA REDONDA VENEZUELA, Volumen 2, RUPTURE, CARNAVAL, CRISE

Eduardo Zambrano Colmenares. Fiesta y subversión creadora en la vanguardia del sesenta.

Escrito por Centre de recherches interuniversitaire sur les champs culturels en Amérique latine. Colloque international.

Realmente es más largo el título de este librito que lo pretende ser. Pero a mi me sirvió para conectar con los recuerdos de mi papá, de mis tíos: Darío Lancini, Pepe José Fernández Doria, Abreu, los veo llegar a mi casa, vienen con  Cadenas, Jacobo Borges, Guédez, Caballero y se reunían alrededor de la mesa de mi casa.

Entraban en la cocina, preparaban pan con aceite de oliva y ajo, se los enseñó hacer mi tío Pepe, el de Almería, el que me  salvaba de tomar sopa.  Y sí, traían sus botellas de vino. Recuerdo los dibujos de Jacobo, pintó a mis hermanos mayores a Vladimir y Aurora, en las paredes de casa estaban sus cuadros. Mi hermano Arnaldo era muy pequeño, recién nacido pero yo con escasos tres años los recuerdo a todos como muy altos y todos hablaban mucho y reían y a veces me despertaba. Papá ordenaba todo  y en la sala de casa después que se iban, papá se quedaba en nuestra mesa redonda escribiendo en su máquina.

Entonces, esta es mi respuesta al Sr Eduardo Zambrano Colmenares e invito a este autor a que entreviste a estos poetas que pertenecieron a la década de los 60.  Posiblemente pueda aprender algo de Rafael Cadenas, de Jesús Guédez, de Jacobo Borges, entreviste a Mateo Manaure… quizás aprenda a ser menos engreído, quizás aprenda un poco de humildad.

 

Alejandrina Acosta Jaspe.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “TABLA REDONDA

  1. Buenas noches Alejandrina, soy María José Aponte Laya, hija de María José Laya. Ahora estoy tratando de conocer la historia de Aurora Acosta Bello, quien fuera madrina de mi mamá. Ella tiene 91 años y la recuerda con mucho cariño. Cuenta las temporadas que pasaba en Camaguán. Siente una gran admiración por ella y lamenta su muerte. Es difícil explicar este interés mio, que no es de ahora, creo que Aurora marcó la vida de mi mamá, debe ser en parte porque ya está próxima a partir y me gustaría llenar esos vacíos que vamos percibiendo cuando el tiempo se está agotando. Espero me puedas ofrecer alguna información, para contársela a mi mamá. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s